Mentiras y falacias del sector goebbeliano (¿o es estalinista?) de IP-IU.

Iba a hacer una entrada en Facebook pero me estaba quedando larga y aquí se explica mucho mejor, así que trataré de desgranar esta noticia que raya el esperpento, amén de manipuladora y falaz. ¿Por qué? Vamos por partes. La noticia no es nueva, ya se ha tratado en varios sitios, incluido esta misma bitácora.

Como se puede oír, la manipulación aparece varias veces. Como ejemplo se evita, conscientemente, utilizar la palabra “despido” para utilizar, en su lugar, la mucho más aséptica “no renovados” evitando llamar a las cosas por su nombre. ¿Por qué? No lo sé, pero el responsable de esta “tendencia” lo podría explicar y quedarnos todos más tranquilos. Sin embargo, es curioso constatar que en la misma noticia se habla de indemnizaciones como consecuencia de sentencias. Bueno, la naturaleza ha dotado a cada cual de unas limitadas dotes y, por tanto, es posible ser hábil en la manipulación de noticias pero muy torpe al dejarse caer en contradicciones serias. Durante mucho tiempo pensé que estas cosas sólo se daban en el bando nacionalcatolicista, pero es evidente que me equivoqué y que las habas se cuecen en todos lados.

En una buena manipulación, lo importante es destacar lo que interesa a pesar de que la justificación no tenga relación alguna con lo que se justifica. Si cuela, cuela, que diría Goebbels con algunas birritas en el cuerpo. Dice la noticia: “Desde el gobierno municipal se ha indicado que las indemnizaciones de los trabajadores no renovados responden a la contratación fraudulenta que tuvieron durante años con la concatenación de contratos de 2 o 3 meses” (las negritas son mías). Pues no, falso, mentira cochina. Las indemnizaciones son consecuencia del reconocimiento en un juzgado que la concatenación de contratos deriva en una plaza de trabajo con la categoría de fijo indefinido. Por tanto, es contrario a la legislación laboral despedir a un trabajador fijo de facto sin indemnización. Como se produce tal despido, el juez condena al Ayuntamiento de Los Palacios y Villafranca a pagar una indemnización por despido (más los salarios de tramitación). O a su readmisión, pero esto lo discuto a parte. Esa, y no otra, es la causa por la que se percibe la indemnización, que ya va siendo hora de que nos enteremos.

La capacidad de lectura comprensiva tiene un carácter extrañamente discriminante en mi pueblo, porque varía dependiendo de la orientación política del texto en cuestión o, lo que es lo mismo, es inversamente proporcional a la orientación política del texto leído. O, dicho en lengua vernácula, que la derecha no quiere entender un texto que va en contra de actuaciones de la derecha, pero la izquierda lo entiende perfectamente, y viceversa. Por tanto, con una lectura comprensiva del párrafo anterior debería quedar claro que el gobierno municipal de Izquierda y Progreso-Izquierda Unida (y en la pasada legislatura, el propio PSOE) despidió a personal laboral que debía ser fijo según la normativa laboral vigente en el momento de cursar la correspondiente demanda. No por la condición fraudulenta de los contratos, que es otro tema. Sigamos con esa cuestión ¿por qué se mete aquí lo fraudulento de los contratos si no tiene nada que ver? Porque ahora vienen las falacias lógicas. La primera que se usa es la falacia non sequitur, es decir, la consecuencia que se expone no se desprende de los hechos. Esta falacia pretende vestir una explicación interesada (“no renovaciones” por contratos fraudulentos) para no dar cuenta de la verdadera causa del despido (improcedente por ser el trabajador personal laboral fijo indefinido de facto).

Pero las falacias no quedan aquí. La noticia sigue diciendo: “Contratos que recibieron el visto bueno de la sección sindical de la UGT en el Ayuntamiento gobernado anteriormente por el equipo socialista”. ¿Esto que dice la noticia es cierto? Sí, pero no tiene una relación causal directa con lo que se trata, porque los hechos siguen repitiéndose ahora, el gobierno de Izquierda y Progreso-Izquierda Unida sigue realizando esos contratos concatenados de corta duración, igual de fraudulentos que los que se citan en la noticia, con el beneplácito de la sección sindical de UGT. Volvemos a caer en la falacia non sequitur, mezclada (a mi entender) con la falacia del hombre de paja, que persigue alterar la tesis para debilitarla y atacarla con más fuerza. Es decir, para reforzar la posición de la tesis de los “no renovados” ataco la posición de la sección sindical de la UGT que, es cierto, transigió con la existencia de estos contratos en el Ayuntamiento. Con la particularidad de que en este caso, la mayor responsabilidad recae en el patrón, en el que contrata que, en este caso, es el Ayuntamiento gobernado por Izquierda y Progreso-Izquierda Unida.

La noticia sigue y entra en la parte que a mí me resulta más nauseabunda, por las conclusiones que se siguen de ella. La noticia dice que “Fuentes cercanas a la alcaldía han recalcado que con las no renovaciones se conseguirá ahorrar más de un millón de euros por año, a pesar de las indemnizaciones a los trabajadores…[sigue]”. Volvemos a la “neo-lengua” que tanto gusta de usar al PP, el no llamar a las cosas por su nombre. El problema aquí es que se pondera como una buena gestión económica algo que es un error de gestión de recursos humanos y de capitales públicos. ¿Por qué? Porque sobre el trabajador despedido recae la opción, por parte del patrón, de indemnizar o ser readmitido en su anterior puesto de trabajo. En el caso de readmisión, sólo hay que abonar los sueldos de tramitación, es decir, los sueldos que se han dejado de percibir a causa de haber sido *injustamente* apartado de su puesto de trabajo, dado que se es fijo indefinido. Por otra parte, si no se readmite, a esta cantidad hay que añadir la indemnización que le corresponda. Por tanto, hubiera sido mucho más ventajoso desde un punto exclusivamente económico readmitir al trabajador. Pero hay más, porque muchos de los trabajadores despedidos han sido sustituidos por otros contratados de manera igual o más precaria -aunque, eso sí, mediante un procedimiento aparentemente más transparente- lo que implica una mala gestión de los recursos humanos dado que el trabajador despedido se supone en general más eficiente que el eventual que, obviamente y como no puede ser de otra forma, necesita un periodo de aprendizaje.

En definitiva, se intenta engañar a la opinión pública vendiendo por buena gestión algo que no lo es, porque existen otras formas mejores de gestionar recursos públicos. Además, resulta paradójico que un partido de izquierdas se centre tanto en el rendimiento económico en claro perjuicio del capital social, del recurso humano, que tradicionalmente es la parte importante de su filosofía. Aunque a veces esto se olvida.

La noticia continua “…que en muchos casos no superaron pruebas de acceso de ningún tipo y donde se saltaron todos los procesos de selección y contratación”. El enunciado es cierto, pero en el contexto donde se publica encierra falacias concatenadas. La primera es que no tiene relación con la noticia, es decir, la falacia non sequitur. Pero ¿por qué se introduce? Para desviar de nuevo la atención, la falacia de la pista falsa, intenta demonizar al trabajador para que el oyente se forme una opinión contraria al mismo, resaltando a la vez la posición del gobierno municipal que ha echado a la calle a vulgares enchufados, justificando los despidos de cara a la población. Esto me produce nauseas, porque al criminalizar al trabajador se miente y se desvía la atención de lo principal: que el trabajador es el actor en una obra de teatro cuyo guión lo escribe el que contrata, que es el verdadero responsable. Pero se machaca y se sigue machacando al trabajador por parte de un partido que, de nuevo paradójicamente, debe defenderlos. Cuando les conviene, claro.

Se suponía que el Lado chachi de la vida ni iba a tomar represalias con los trabajadores (a pesar de que ya hay dos trabajadores sobre los que se puede certificar que lo han sido, sin contar los que no se puede -aún- demostrar) y su gobierno iba a ser más transparente y legal. Pues no, no se están mostrando diferentes al anterior gobierno socialista del que abominan. Porque si el problema es que no hay dinero, se analiza lo que se puede recortar y se hace, siempre defendiendo los derechos adquiridos por trabajadores y salvaguardando el servicio público. Pero este gobierno resalta la irregularidad del contrato y castiga al trabajador, que no es el culpable, en vez de al empleador, que sí lo es y al que no se le exigen responsabilidades. Encima, se vanagloria del ahorro a expensas del despido del trabajador. Eso solo lo he visto en partidos de derechas. O en regímenes totalitarios.

La base de la ideología de izquierdas (recomiendo leer a Gustavo Bueno) es la defensa de los derechos de los trabajadores. Al menos es lo que siempre he entendido. Si estoy equivocado, ruego que se me corrija. Por tanto, resulta paradójico que un partido de supuesta ideología de izquierdas, defensor del trabajador, realice una mezquina labor de propaganda enmarañando el discurso con términos en forma de mentiras. Al pan, pan y al vino, vino. Eso que dicen es mentira y una manipulación de la realidad. El que la induce (porque esto no es obra de los redactores de la TV) es un mentiroso y un manipulador.

Señores de IP-IU: me parece vergonzoso. Me temo que alguien tiene errores importantes sobre conceptos ideológicos. Salvo, eso sí, que estén construyendo ideología según convenga y sobre la marcha. Por que no, no pueden presumir de defender una ideología de izquierdas. Al menos, la parte que se centra en la defensa del trabajador y la transparencia. Lo contrario, lo que ustedes hacen, ya lo hacía el PSOE antes que vosotros. Eso sí, en esta legislatura hay más destreza goebbeliana que en la anterior.

Perdónenme, pero siento asco.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s